CIMENT GROUP ejecuta micropilotes de hasta 300 milímetros de diámetro con perforaciones en cualquier tipo de terreno, a rotación, rotopercusión, hélice continua, con entubación perdida o recuperable, empleando lodos, agua o aire. También se ejecutan micropilotes autoperforantes con trialetas o bocas de perforación perdidas.

Un micropilote es, como su nombre indica, un pilote de pequeñas dimensiones, es decir, un elemento de forma cilíndrica, de diámetro variable entre 110 y 300 mm, y que transmite los esfuerzos de la estructura por su fuste a niveles competentes del terreno. Armados generalmente con tubería de alto límite elástico, se inyectan desde el fondo hasta la superficie con lechada o mortero de cemento de alta dosificación en una o varias fases. Se perforan habitualmente al amparo de entubación metálica recuperable, o bien, si el terreno lo permite, se perfora sin necesidad de encamisar para posteriormente introducir la tubería e inyectar.

CIMENT GROUP cuenta con avanzada maquinaria que le permite ejecutar micropilotes que den todo tipo de soluciones a aquellos problemas geotécnicos donde sea esta técnica la solución más idónea.

Los micropilotes se adaptan fácilmente tanto en obra de nueva implantación como en recalces. En éstos últimos, su utilización es sumamente efectiva por la gran maniobrabilidad de los equipos que, debido a sus reducidas dimensiones, pueden trabajar en pequeños espacios con un mínimo gálibo, y por la posibilidad de atravesar cualquier tipo de terreno, suelos o rocas, gracias a su sistema de perforación.

 

Las técnicas de recalce han sido ampliamente utilizadas en los últimos años como resultado de una demanda creciente, desde CIMENT GROUP hemos tenido que innovar y desarrollar propuestas para satisfacer las exigencias cada vez más exigentes a la hora de acometer un proyecto, como por ejemplo en centros urbanos con poco espacio y restricciones.

 

En función de su aplicación CIMENT GROUP agrupa los recalces en:

Actuaciones para resolver patologías. Causadas por omisión o fallo en el proyecto, así como por una mala ejecución.

Actuaciones por una variación del entorno. Lo que puede resultar de una alteración de las condiciones iniciales por construcciones próximas, excavaciones, fugas de agua, nivel freático, …

Necesidades o ampliaciones. Como sería el caso de una buena construcción en la que se proyecta la excavación de un nuevo espacio bajo la estructura existente o niveles superiores no contemplados.

Actuaciones preventivas. Pueden ser aquellas intervenciones para evitar patologías previsibles por desgaste o tiempo, como actuaciones en edificaciones con cimientos viejos, cambios estructurales o materiales defectuosos.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Aviso Legal - Todos los derechos reservados - CIMENT GROUP Cimentaciones Especiales, S.L.